Marketing de contenidos: qué es y cómo implementarlo en tu empresa

Los componentes más comunes del plan de marketing de contenidos son las redes sociales, los blogs, el contenido visual y material de contenido premium, como herramientas, ebooks o webinars.

¿Por qué las empresas necesitan una estrategia de marketing de contenidos?

1. Genera leads de forma sostenida

Es posible que el marketing de contenidos te parezca mucho trabajo, en especial si lo comparas con otros planes de marketing que ofrecen recompensas inmediatas, como la compra de listas, el pago por clic (PPC) o el marketing de ferias comerciales, donde obtienes nombres y direcciones de correo electrónico en tan solo unos instantes.

2. Es una estrategia menos costosa a largo plazo

Contratar a los especialistas que darán vida a tu estrategia de contenidos puede parecer costoso pero, en un mundo donde los consumidores revisan entre cuatro y cinco piezas de contenido antes de contactar a un vendedor, es una inversión esencial.

De hecho, 98 % de los profesionales del marketing considera que el desempeño del marketing de contenidos justifica la inversión. En general, la generación de leads puede volverse seis veces menos costosa.

3. Aumenta el reconocimiento de marca

Cuando ofreces un valor real para tu audiencia: la escuchas, estás al pendiente de lo que necesita para solucionar sus puntos de dolor y le das la información que necesita, tu marca se vuelve relevante. El reconocimiento de marca no es algo tangible o que pueda medirse en términos concretos, pero es lo que hace que existan marcas que trascienden y que son la primera opción de los consumidores.

4. Es la entrada para una estrategia inbound

El marketing de contenidos puede ser la puerta hacia una estrategia inbound que revolucione tu forma de ver tu negocio y el marketing en general. Una estrategia de contenidos bien organizada (que te mostraremos cómo realizar enseguida) te llevará a ver que los clientes son el centro de tu empresa, y que no basta con querer venderles un producto a toda costa. Más bien, necesitas escucharlos para que lleguen a ti por voluntad propia, que tengan interacciones valiosas con tu marca para su vida cotidiana, y que los acompañes más allá del momento de la compra.

Fuente: hubspot.es

1