Qué es un servidor web, para qué sirve y cómo funciona

Es una plataforma computacional que resguarda información para ser consultada por diversos usuarios. Estos servidores funcionan como programas informáticos que permiten el acceso a los datos a los visitantes de un sitio web o a los miembros de un grupo de trabajo que lo solicitan mediante interfaces digitales.

4 características de un servidor web

  • Necesitan un soporte físico. Los servidores web deben tener un hardware, que es el equipo que resguarda la información que será transmitida al ser solicitada por los usuarios. Estos soportes físicos deben tener una amplia capacidad de almacenamiento y suelen ser potentes equipos computacionales compartidos por diversas empresas y usuarios.
  • Requieren un sistema operativo. Para que la información del hardware pueda ser extraída y direccionada a su destino final, es importante tener un software diseñado para llevar a cabo estas tareas.
  • Cuentan con un Protocolo de Transferencia de Hipertexto, también conocido como HTTP. Son instrucciones que permiten la transmisión de diferentes tipo de información. Los HTTP permiten la comunicación entre navegadores o plataformas de búsqueda con las bases de datos de los servidores web.
  • Sirven para la búsqueda de información. Los servidores tienen como objetivo responder de manera oportuna a las solicitudes de los usuarios de un sistema. Estas herramientas gestionan la respuesta a los comandos de búsqueda de datos por parte de los clientes, por lo que su objetivo es permitir el acceso a la información que resguarda.

    ¿Para qué sirve un servidor web?

    Un servidor web almacena los archivos que forman parte de un sitio electrónico o de una base de datos. El servidor funge, además, como transmisor de esta información de acuerdo con las demandas de sus usuarios. De este modo, clientes y consumidores pueden acceder a la información solicitada vía remota.

    ¿Cómo funciona un servidor web?

    Un servidor funciona como un lugar de almacenamiento de diversos tipos de información, la cual puede constituirse por imágenes, texto, video o sonido, y debe ser ubicada por los programas computacionales que permiten la operatividad del sistema.Si un usuario desea acceder a un sitio web mediante su computadora personal, un servidor debe poner en marcha un programa que extraiga la información de la página electrónica para hacérsela llegar al cliente. Los comandos HTTP (que suelen anteceder a los dominios electrónicos) funcionan justamente como órdenes que permiten transferir la información de un servidor físico hacia el equipo con el que interactúa el usuario final.

    De este modo, la información puede ser consultada desde cualquier lugar con acceso a internet, sin ocupar espacio de almacenamiento dentro de nuestras computadoras; o en casos específicos ciertos usuarios podrán acceder a las bases de datos de un grupo privado mediante un servidor.

 

Fuente: hubspot.es

1